Organización comunitaria local busca exaltar las voces de la comunidad LGBTQ+ y Latinx

By : David Thomas Moran
Comments: 0

Translated by Esteban Rios.

Un grupo recién formado trabaja para promover la intersección a nivel local de las voces y opiniones de las comunidades LGBTQ+ y Latinx a lo largo de toda Florida Central.

Más que nada, QLatinx desea brindar un espacio de sanación para sus miembros. El grupo busca fortalecer a las personas LGBTQ+ y Latinx, así como a sus aliados quienes han resultado sumamente afectados por el crimen de odio cometido en Pulse, para movilizar y apoyarse los unos a los otros a medida que afrontan las secuelas del tiroteo. El grupo ya ha sido noticia reciente al aparecer en la revista The New Yorker.

“Somos una organización comunitaria. De base. Construida por las personas Latinx queer y transgénero luego de la masacre de Pulse como indicio de que debemos permanecer unidos,” comentó el cofundador y organizador de QLatinx y colaborador con Huff Post Christopher Cuevas.

Algunos se han sentido cómodos o bien recibidos en otros ámbitos porque la organización o los servicios se han concentrado bien sea en el aspecto LGBTQ+ o Latinx de sus identidades. No en ambos.

“[Sus miembros han dicho] No puedo acudir a estos otros lugares por varias razones. Por una barrera idiomática. Porque no me siento representado/a ahí. No tengo acceso a los servicios y por eso no quiero ir. O no estoy listo/a para obtener esos servicios,” dijo Cuevas.

Los esfuerzos para hacer desaparecerla intersección entre ambas comunidades LGBTQ+ y latinas locales ha sido objeto de luchas continuas por parte de muchas personas. En particular para las personas Latinx jóvenes, gay y transgénero de la localidad que sienten que sus voces y vidas han sido y continúan siendo menospreciadas.

La misión de QLatinx es exaltar las voces y opiniones cotidianas de las personas LGBTQ+ y Latinx para crear un espacio de encuentro centralizado en apoyo a las personas queer y transgénero de color en Florida Central; muchos de los cuales perdieron tales espacios tras el tiroteo en Pulse.

La discriminación interseccional

The discriminación interseccional asociada a la masacre de Pulse es difícil de ignorar. La mayoría de los blancos de este horrible acto de violencia fueron personas LGBTQ+ de color. La mayoría Latinx. Era Noche Latina. LatinNight. Esa noche, y por muchos sábados anteriores, Pulse había prosperado como un santuario para la latinidad queer.

La devastadora violencia que se desencadenó el 12 de junio tuvo como objetivo un refugio para dos grupos importantes de personas. No era sólo un espacio seguro para la comunidad LGBTQ+ O Latinx. LGBTQ+ Y Latinx. LGBTQ+ Y las personas de color.

“Tradicionalmente, la comunidad Latinx siempre ha existido en pequeños grupos aislados del área metropolitana de Orlando y Florida Central. Hay personas en Apopka, personas en Kissimmee, en Ocoee, Sanford y personas en las inmediaciones del centro de Orlando,” comenta Cuevas. “Por ello, queremos crear un núcleo… un espacio central donde las personas [de toda Florida Central] puedan convivir. Porque nunca ha existido un espacio que exalte y se concentre en las personas queer y transgénero de color.” Con la pérdida de Pulse, esta necesita es aún más urgente.

Una reunión semanal los jueves por la noche en las oficinas de Proyecto Somos Orlando ya se ha puesto en marcha. El grupo también tiene planes para organizar talleres comunitarios que giren alrededor de la justicia de género y la discriminación interseccional. Además, QLatinx lucha por aumentar la competencia a nivel cultural en el área de los servicios y participación que se brinden luego de la masacre de Pulse.

Vivienda, transporte, servicios legales, cuidados para la salud, terapias y documentos migratorios son tan sólo algunas de las áreas en las cuales los miembros de las comunidades LGBTQ+ y Latinx afectados por el tiroteo en Pulse necesitan que se les brindeayuda culturalmente competente. Los problemas varían ya que la comunidad Latinx es muy diversa, pero algunas víctimas, sobrevivientes y seres queridos han enfrentado barreras a la hora de obtener ayuda porque están indocumentados.

Un miembro que se identifica como queer e indocumentado, quien desea permanecer en anonimato, dice que, así como en su caso, hay muchos más que no saben con certeza cuáles servicios son seguros para ellos. “Al menos que tengan políticas antidiscriminatorias que incluyan el estatus migratorio, uno no creería que esos servicios están disponibles para nosotros.”

“Existe una diferencia entre escuchar las historias de las personas queery transgénero de la comunidad Latinx… quienes son figuras políticas, doctores y abogados. Es muy importante escuchar sus historias tan inspiradoras,” dijo Cuevas. “Pero igual de importante son las historias de las personas que viven el día a día sin la posibilidad de tener esa clase de trabajos, aquellos que trabajan en los parque de atracciones o en restaurantes; esas son sus vidas y nadie escucha sus historias o experiencias porque no se encuentran en una posición, entre comillas, de poder.”

La llegada de QLatinx

Durante las 48 horas posteriores a la masacre de Pulse, los miembros de lo que se conoce ahora como QLatinx se empezaron a congregar. En ese entonces, no tenían un nombre; sólo la necesidad de contar los unos con los otros. Varios son sobrevivientes que estuvieron en Pulse esa noche. Algunos perdieron a amigos. El grupo ha evolucionado de forma natural a medida que los amigos buscaban consuelo entre ellos mismos, personas como ellos en los cuales puedan confiar y quienes sientan empatía por el impacto que tuvo en ellos la masacre de Pulse.

Éste fue un ataque no sólo en contra de sus identidades y experiencias como miembros de la comunidad LGBTQ+, pero también en contra de su identidad Latinx y su latinidad queer.

Muchos miembros de QLatinx han sobrepasado los límites de edad impuestos para los servicios de Zebra Coalition y no tienen ninguna afiliación a organizaciones como The Center y MBA por varias razones.

La Noche Latina en Pulse era su lugar de encuentro. La pista de baile era su “sala de juntas.” Un lugar seguro para reunirse, celebrar y bailar en solidaridad. Un lugar donde las personas LGBTQ+ y Latinx de la localidad atravesaban no sólo las dificultades del mundo cisgenérista, heterosexista y clasista, pero también racista y hostil para las personas que no sean de piel clara o que no hablen inglés como lengua materna.

En el siglo XXI, donde la cultura LGBTQ+ se mercantiliza cada vez más y existen muchas organizaciones que siguen el patrón estructural corporativo, QLatinx es un ejemplo de una estrategia más democrática que busca llegar a un acuerdo. El grupo toma sus decisiones en conjunto. QLatinx y sus miembros no sólo se concentran en los servicios de apoyo y sanación, pero también en la colaboración. Exaltando y concentrándose en las voces de la forma más transparente e incluyente posible.

Seguir adelante

En un futuro, el grupo tiene planes para organizar talleres que eduquen a las comunidades locales acerca de la discriminación interseccional de género, raza y estatus económico.

“También queremos instruir y fortalecer a las personas queer y transgénero de color de la comunidad acerca de su historia. El año pasado, se lanzó un filme acerca de Stonewall que borró por completo la labor de las mujeres transgénero de color que lideraron los Disturbios de Stonewall en lo que se convirtió en el movimiento [contemporáneo] por los derechos LGBTQ+,” comentó Cuevas.

“No queremos que eso suceda. Aquellos que relaten sus historias, aquellos que las escriban, aquellos que las capturen en fotos o videos; ellos son los que hacen historia. Nosotros queremos hacer eso. Queremos compartir las historias que fortalezcan a nuestra comunidad. Queremos asegurarnos que la narrativa e historias correctas sean las que queden plasmadas para que las personas queer y transgénero de color del mañana puedan reflexionar acerca de ellas y decir, ‘ésta es una comunidadviva y me siento muy orgulloso/a de ser queer, Latinx o transgénero además de ser una mujer negra.’ Exaltar [estas historias] es de suma importancia.”

Cuevas dijo que el grupo podría estar interesado en marchar durante el desfile Come OutWithPride en el mes de octubre dependiendo de los costos asociados a su participación.

QLatinx también tiene planes para colaborar con la artista local, sobreviviente del 11 de Septiembre y profesora de la Universidad de Florida Central Wanda Raimundi-Ortiz al erigirun monumento que conmemoren el crimen de odio cometido en Pulse. La obra de arte se presentará en el Museo Nacional de Arte Mexicana en Chicago a partir del mes que viene como parte de una exhibición anual acerca del Día de los Muertos en el museo.

Las reuniones semanales de QLatinx se llevan a cabo todos los jueves de 6:30 a 9 de la noche en las oficinas de Proyecto Somos Orlando (6900 Orange BlossomTrail, Piso 2, Orlando, FL 32809.)

Acerca del nombre

El nombre “QLatinx” tiene la intención de crear una intersecciónentre la identidad LGBTQ+ y la identidad Latinx. La “Q” es de queer: un insulto reapropiado que muchos activistas usan como término amplio para describir a toda la variedad de identidades de género, orientaciones sexuales y experiencias de vida dentro de la comunidad LGBTQ+. Latinx es un término de inclusión y expansión de género que describe a las personas que se identifican con la comunidad latina, pero sienten que la diferencia de género tradicional en español al usar “latino” y “latina” no incluye a aquellas personas que no se identifican con el sistema binario de géneros impuesto por la normativa cisheterosexual.

Share this story: